Las obras de emergencia para la reparación de la estructura sobre el Río Seco, localizada en la N-230, p.k. 72+100 en el T.M. de Tolva, en la provincia de Huesca, avanzan a buen ritmo. Se prevé que los trabajos finalicen en diciembre de este año.

La estructura a reparar es un viaducto isostático formado por tres vanos de 20 metros cada uno. Lo que supone una longitud total de 60 metros con tablero, cuatro pilas de hormigón armado, 24 apoyos y juntas sobre cada una de las pilas. Estas presentan grietas de rotura en el ala inferior de varias de las vigas y afección en los apoyos. Además de daños en los dinteles y estribos.

Las reparaciones consisten en el picado y saneo de todo el hormigón deteriorado. Así, como la limpieza y cepillado de las armaduras y la aplicación de un tratamiento protector. De esta forma, se realizará una reconstrucción geométrica mediante el empleo de un mortero de reparación tixotrópico.  Se aplicará un tratamiento inhibidor de la corrosión en zonas reparadas y se finalizará con la aplicación de tratamiento protector anticarbonatación. También se procederá al cambio de todos los apoyos existentes.

Para ello se ha necesitado izar la estructura unos 16 milímetros mediante el empleo de gatos hidráulicos de 100 toneladas con control de desplazamientos y presiones. La empresa encargada de realizar el trabajo ha sido el Grupo MLN, que ya ha estado involucrada en otras actuaciones de emergencia y que ha solventado con eficacia y rapidez las labores de actuación.